Adam Smith padre de los clásicos

1.- Introducción a la economía Clásica

 

El nacimiento de la economía moderna está ampliamente asociado con los trabajos de Adam Smith y David Ricardo a finales del S. XVIII y principios del S. XIX.

 

Adam Smith, padre de la economía, por primera vez señala que las personas son seres racionales con capacidad para maximizar el bienestar social. Se le llama padre de la economía pero no fue el primero. Antes que él muchos pensadores habían discutido sobre la forma de: Administrar (nomia), la casa (ekos): Economía para los antiguos griegos. Jenofonte, Platón, Aristóteles, todos ellos discutieron sobre el trabajo, los bienes, el intercambio, la usura…

En la Edad Media europea, los escolásticos como Tomás de Aquino, siguieron estudiando la economía.

 

adam smith

                                                                    Adam Smith

 

Los fisiócratas, antes que él, señalaron que el Estado debe intervenir lo menos posible en la economía. Ello puede explicarse  porque el Estado conocido hasta el siglo de las luces había sido el Estado feudal. Es por ello que  la concepción de estado opresor era combatida por muchos intelectuales de la época de Smith.

Filósofos como Hobbes o Locke, en el S XVII, o la Reforma protestante del siglo anterior contribuyeron a ampliar los tópicos de estudio en economía.

 

Pero ninguna escuela había basado sus análisis en las personas, sus capacidades y sus deseos, en eso sí que Smith fue el primero. No es casualidad que Adam Smith se centrase en el individuo porque era un ilustrado humanista y profesor de ética. Lo que le llevó a centrar sus estudios económicos en base a las capacidades y necesidades de las personas. Ello se debía, en gran parte a que Smith era profesor de moral y discípulo de Hume, el primer gran humanista.

image004 - copia

                                                          Hume

Smith y Ricardo defendían el capitalismo como un gran paso adelante para la civilización. Durante el siglo XVIII el humanismo y la ilustración colocan a las personas en el centro del universo, desplazando a dioses y reyes. Para ilustrados como Smith, en contraposición con las limitaciones del sistema feudal, donde el poder derivaba de Dios directamente hacia los Reyes, el capitalismo representaba crecimiento económico, progreso tecnológico, acumulación de riqueza, libertad individual y oportunidades económicas para todos. Todas ellas virtudes atribuidas al capitalismo por sus defensores a lo largo del tiempo hasta nuestros días. La economía política clásica celebraba el progreso del capitalismo, para el que construyó el primer análisis sistemático. Así se hizo ciencia económica por vez primera.

image006 - copia

La transición desde las economías feudales (donde los vasallos entregaban parte de su producción para los señores) a las capitalistas (donde los empleados producían beneficios para los empresarios) fue celebrada en términos económicos. El capitalismo desarrolló la escasa producción que el sistema feudal había constreñido. El capitalismo debía conseguir la “riqueza de las naciones” (título de la obra más conocida de Adam Smith), mejor y más rápidamente de lo que lo había hecho el feudalismo en mil años de existencia.

La transición de la Europa de los siglos diecisiete, dieciocho y diecinueve fue muchas más veces definida y celebrada en términos políticos que económicos. Los vasallos, se liberaron de su subordinación a los señores feudales. La tradición, religión y las fuerzas armadas de los señores les obligaban a entregar grandes porciones de su producción a los señores en forma de rentas. Asimismo, los vasallos se liberaron de su posición de sujetos sin poder frente a la aristocracia que gobernaba Europa.

Las monarquías absolutas y las aristocracias feudales en esos siglos se truncaron para sustituirse por un sistema donde primaba la libertad individual. A partir de ese momento el gobierno fue dependiente de los deseos de la gente expresados mediante el voto, la democracia representativa y el sufragio (que acabó siendo universal) institucionalizados en parlamentos regularmente elegidos.

image008 - copia

 

Los entusiastas del capitalismo como un nuevo sistema económico se aliaron con los defensores de la democracia representativa como un nuevo sistema político. El capitalismo y la democracia representativa se entendieron como dependientes la una de la otra. En las revoluciones inglesa, americana y francesa, y de hecho en todos lados, el capitalismo y la democracia representativa reemplazaron al feudalismo y las monarquías absolutas. La política económica clásica que empezó con Smith y Ricardo fue la expresión teórica y celebración del primer siglo de ese proceso histórico, entre 1770 y 1870.

 

A principios del siglo XIX David Ricardo publica un análisis de los trabajos de Smith que se convierte en la referencia de los economistas clásicos. Durante esa centuria nacen distintas interpretaciones del legado de Smith y Ricardo.: Aritmética política, Utilitarismo, historicismo alemán, mercantilismo, fisiocratismo  y muchos otros enfoques distintos sobre que debe y que no debe estudiar la economía y como debe hacerse ese estudio. De todos esos enfoques los que ganaron la batalla fueron los marxistas y los marginalistas. Estamos llegando al siglo XX.

 

En el documento “organigrama de historia del pensamiento” se encuentra una excelente radiografía de las escuelas económicas a lo largo de los siglos.


organigrama historia pensamiento

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *