La guerra entre neoclásicos vs keynesianos, según sus gráficas

La guerra entre neoclásicos y keynesianos, dura 70 años. Esta es la historia gráfica de su evolución según la forma de ver oferta y demanda, desempleo e inflación.

Los neoclásicos dominan frente a todas las demás corrientes económicas, entre ellas la keynesiana. Buena parte de su interpretación sobre la economía que reflejada en las gráficas que manejan.

Neoclásicos y keynesianos están de acuerdo en que si los precios suben, la demanda baja, y si los precios bajan, la demanda sube:

demanda

También están de acuerdo en que, en el corto plazo, la oferta de los productos aumenta si aumenta el precio. Si el precio baja, también lo hace la oferta.

oferta a corto

La mano invisible de mercado consigue el equilibrio entre oferta y demanda. Si los precios están por encima del equilibrio, hay exceso de oferta, si están por debajo, hay falta de oferta.

equilibrio1

Aquí empiezan los conflictos.

Para los neoclásicos, en el largo plazo la oferta no depende de los precios sino de la tecnología y las expectativas de los productores. La mano invisible de los mercados asegura el equilibrio en el pleno empleo. Si se dan momentos en que no hay pleno empleo se debe a presiones externas a los propios mercados. Es decir, los mercados no tienen la culpa y son los que nos salvarán.

Para los neoclásicos, la única manera de aumentar la producción nacional y por tanto el empleo, es favorecer a los empresarios para que desplacen la oferta a la derecha, así además, el nivel de precios disminuye. Favorecer a los empresarios se llama devaluación interna para mejora de la competitividad. Se consigue desprotegiendo a los trabajadores para que acepten unas condiciones más “ajustadas” y enfocadas a maximizar los beneficios de los empresarios.

oferta a largo crece

 

Por la misma lógica, si aumentamos los costes de los empresarios por incorporar salario mínimo, o aumentar la protección por desempleo, la indemnización por despido…, los empresarios desplazarán la oferta a la izquierda. Así solo conseguimos aumentar la inflación y reducir la riqueza nacional y el empleo.

oferta a largo decrece

Por otro lado, para los neoclásicos aumentar el gasto público equivale a incrementar la inflación. No hay aumento de riqueza nacional por gastar más en educación, sanidad, justicia… tan solo se consigue aumentar el nivel de precios, lo que a la larga perjudica a la mayoría. Los neoclásicos defienden que el Estado debe minimizar sus políticas activas, limitándose a asegurar la libertad individual y la propiedad privada.

aumentar gasto es inflacion

En resumen. Los neoclásicos han construido una teoría que indica que las únicas políticas válidas son aquellas que favorecen a los inversores capitalistas. Para ellos no hay otra forma de crear riqueza a largo plazo. Aplican la Ley de Say, donde la oferta determina a la demanda.

oferta crece y decrece

Los keyensianos, aunque también creen que en el largo plazo la oferta es vertical. Pero también consideran que tiene un tramo horizontal (la depresión), un tramo con pendiente vertical (la normalidad), y finalmente el tramo vertical (inflacionista por estar en pleno empleo).

Para ellos el mercado no está necesariamente en el pleno empleo. Así que proponen políticas activas por parte de los gobiernos para aumentar la demanda agregada, por ejemplo vía gasto público o transferencias. “En el largo plazo todos estaremos muertos” contestan los keynesianos a los neoclásicos cuando estos últimos recetan austeridad y esperar a que los mercados actúen para sacarnos de las recesiones.

Así que los keynesianos crearon el Estado del Bienestar para salir de la Gran Depresión de los años 30. Sus políticas de protección a los trabajadores fueron el motor de la economía mundial entre los 1940 y 1970.

oferta keynesiana

Los keynesianos probaron empíricamente la relación entre inflación y desempleo. Así que teníamos un mecanismo por el que al aumentar la inflación reducíamos el desempleo. Es la curva de Phillips.

curva de phillips keynesianaDurante 30 años se aplicaron políticas keynesianas en los países occidentales. El Estado del Bienestar creó una igualdad sin precedentes en los ingresos de la masa obrera frente a los dueños del capital.

http://marxattac.org/home/azote-de-neoclasicos/friedman-retorno-a-los-neoclasicos-estado-del-bienestar.

Pero en los años 70, Friedman y los monetaristas se entronaron como la ortodoxia de la economía hasta nuestros días. Demostraron empíricamente que la relación de la curva de Phillips es inestable en el largo plazo, así que no se pueden explotar los incrementos de inflación para generar empleo.

phillips a largo

De modo que durante los últimos 45 años, los economistas que manejan la academia han destruido sistemáticamente las bases conceptuales para la defensa del Estado del Bienestar. Todas sus reflexiones van encaminadas a justificar la minimización de las políticas activas por parte de los Gobiernos, la disminución de la protección hacia trabajadores y desempleados y la defensa de los intereses de los inversores capitalistas.

Debido a ello, hemos superado la inequidad en la distribución de la riqueza que vivíamos durante la segunda guerra mundial. Con las políticas neoclásicas: los ricos son más ricos y la clase media desaparece: el 99% es más pobre.

Desigualdad-linea-tiempo-Keynesianos-Neo-Clasicos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *